Instituto de Indología

Un espacio exclusivo para la difusión de la cultura milenaria de la India

Política

El papel de las mujeres en la lucha por la independencia de la India (Sushma)

EL PAPEL DE LAS MUJERES EN LA LUCHA POR LA INDEPENDENCIA DE LA INDIA

Sushma

         

         

          Un estudio crítico de la historia de la India revelaría que, a través de los tiempos, las mujeres han sobresalido tanto en la guerra como en la paz, tanto con la pluma como con la espada, manteniendo los valores culturales de la India y de su sistema ético. Durante la lucha por la independencia, Mahatma Gandhi se dio cuenta rápidamente de la importancia del Nari Shakti (el poder de las mujeres) dándoles la posibilidad de ser compañeras iguales en la singular lucha por la independencia de la que no se encuentra paralelo en ningún otro lugar del mundo.

          Gandhiji no esperaba que todas las mujeres de la India llegaran a ser Juanas de Arco o Ranis de Jhansi. Quería que fueran tan orgullosas y valientes como Sita. «La Rani de Jhansi», decía, «podía ser dominada, pero no Sita». Por ello, les hizo una fuerte llamada para que se unieran al movimiento nacional y para que salvaran el honor nacional. La primera mujer que respondió a su llamada fue Kasturba, su esposa. Símbolo de sacrificio, demostró características de líder, especialmente cuando Gandhi estaba en prisión. Fue un pilar de fortaleza de los esfuerzos de Gandhi por la no-violencia y siempre estuvo en primera línea de todos sus movimientos no violentos de Sudáfrica y de su propio país. Ella tenía una concepción de la vida distinta. «La concepción de Kasturba de la vida», decía él, «significa la concepción representada por Kasturba Gandhi y no de Mohán Das Karamchand Gandhi». Murió en el campo de detención del palacio del Agha Khan en febrero de 1944 cerca de Pune. A pesar de que era analfabeta, estaba a favor de la educación de las mujeres y, a través de la educación, concederles sus derechos.

          Otras que se unieron al movimiento nacional fueron Madame Cama, Sister Nivedita, Annie Besant, Pandita Ramabai, Sarojini Naidu, Kamla Nehru, Maniben Patel, Vijaylakshmi Pandit, Sucheta Kripalani, Prabha Vari Devi y miles otras que sacrificaron sus hogares para ver a su país libre. Incluso aquellas que no apoyaban totalmente la no-violencia, se unieron al movimiento por una nueva India a través de métodos revolucionarios. Entre estas estaban Durga Bhabhi, una asociada de Bhagat Singh: Satyavati Devi, Khurshed Behn, Lado Rani Zutshi, Aruna Asaf Ali, y otras, así como también Durgabhai Deshmukh y Ammu Swaminathan que sirvieron al país con un servicio social activo. «Si hay que desarrollar la valentía más alta», dijo Mahatma Gandhi, «las mujeres de la India son las líderes naturales a este respecto».

          La historia de Madame Cama se lee como una novela de intriga. Incluso antes de que Gandhi comenzara su movimiento en la India, ella junto con Sardar Singh Rana desplegó la tricolor de la India en 1907. En un discurso inspirador dijo: «Esta bandera es la de la independencia de la India. Contempladla: ha nacido. Ya está santificada con la sangre de los jóvenes mártires de la India. Les pido, señoras y señores que saluden a la bandera de la independencia de la India». Esto tuvo lugar durante la Conferencia de la Internacional Socialista celebrada en Stuttgart, Alemania. Todos los delegados se levantaron y saludaron la bandera de la independencia.

          Cuando Madan Lal Dhingra, patriota de 22 años de edad y estudiante de ingeniería en Londres, fue ajusticiada en 1909 dijo: «Ahora se necesitan más Madan Lals». En colaboración con Virendranath Chattopadhyaya, fundó una revista llamada Madan Talvar (la espada de Madan) publicada en Berlín. Esta revista se convirtió pronto en portavoz de las revolucionarias de la India en el extranjero.

          En contestación a la crítica de los británicos sobre el uso de la violencia en la lucha por la independencia, dijo: «Hace tiempo me repugnaba hablar de violencia como tema de discusión, pero debido a la inhumanidad, hipocresía y villanía de los liberales, este sentimiento ha desaparecido. ¿Por qué debemos deplorar el uso de la violencia cuando nuestros enemigos nos están conduciendo a ella? Si utilizamos la fuerza es debido a que nos fuerzan a utilizarla.» Madame Cama influyó mucho en la mente de Bhagat Singh y sus compañeras. Se la conoce popularmente como «Madre de la Revolución» y pidió a sus compatriotas comprometerse a derribar el yugo extranjero.

          Durgavati y Susheela Devi son dos hermanas que desempeñaron un papel vital en el movimiento revolucionario de la era de Bhagat Singh. Con Durgavati, popularmente conocida como Durga Bhabhi, Bhagat Singh había viajado en el tren Calcutta Mail el 18 de diciembre de 1928 en una de sus aventuras.

          Durga Bhabhi fue como un meteorito en el firmamento de la lucha por la independencia de la India. Era la esposa del catedrático Bhagwati Charan Vohray fue el terror de la policía británica.

          Fue miembro activo del Naujaivan Bharat Sabha y su momento más glorioso llegó el 17 de diciembre de 1928 cuando, después de matar a Saunders, Bhagat Singh y Sukhdev fueron a su casa para que les aconsejara y decidir sobre la acción futura. El plan de ella era ir a Calcuta. Vestido como un sahib inglés viajó con Durg Bhabhi y su hijo en el Calcutta Mail.

          Satyawati es otro nombre que se relaciona con el movimiento de independencia de la India. Era la ilustre hija de Swami Shradhananda cuya única pasión era la independencia de la India. De los 37 años que vivió, pasó 12 en prisión, en una ocasión con un nuevo bebé en sus brazos como compañero.

          Estuvo 11 veces en prisión y murió dos años antes de que la India consiguiera la independencia. Era una firme creyente del swadeshi (fabricado en el país) y participó activamente en el movimiento de desobediencia civil de Gandhiji.

          Lado Rani Zutshi, esposa de un abogado de Lahore, y sus dos hijas, Janak Kumari Zutshi y Swadesh Kumari Zutshi, también desempeñaron un papel primordial en el movimiento de desobediencia civil de Punjab, en concreto en Lahore. Comenzaron un nuevo movimiento de mujeres satyagrahis, que llevaban un uniforme distintivo de pantalones verdes y gorras blancas. Defendieron el swadeshi y la prohibición total. Lado Rani, intensamente patriótica y totalmente intrépida, era la personificación del autosacrificio y la renunciación. «Cuando un gobierno comienza a detener a las mujeres, sus días están contados», decía a menudo. Fue una perfecta gandhiana que defendía la resistencia pacífica y no violenta.

          Sin embargo, Usha Mehta de Bombay era un tipo de revolucionaria diferente: una que mantuvo la antorcha de la independencia viva con su Freedom Radio. Una erudita de excepcional brillantez que era, según palabras del Dr. Ram Manchar Lohia, «Una mujer de valentía y dotes poca corriente».

          Sobresalió durante el movimiento de Quit India (Abandonad la India) que comenzó Gandhiji. Fundó una radio secreta llamada Voice of Freedom (Voz de la Libertad). Khurshed Ben, otra joven mujer de Maharashtra trabajó en la Provincia de la Frontera del Noroeste y llegó a ser una leyenda entre los luchadores por la independencia de lengua pushto.

          Aruna Asaf Ali, la heroína del movimiento de 1942 estaba hecha de otro material. Originalmente, fue una gandhiana que cambió de parecer sobre los métodos no violentos. Permaneció en la clandestinidad durante una serie de años, enarboló la bandera nacional en Bombay, llegó a ser alcaldesa de Delhi y se ganó la admiración de todos los políticos.

          Fue una gran oradora y tenía una gran ocurrencia cuando escribía. Con el Dr. Lohia y con Jayaprakash Narayanan, fundó la Socialist Wing (Ala Socialista) del Congreso Nacional de la India. Estas mujeres de la India demostraron que luchar por la independencia no era territorio exclusivo de los hombres.

          Los vacíos intelectuales los llenaron mujeres como Sarojini Naidu, Vijayalakshmi Pandit y Sucheta Kriplani, por no mencionar artistas como M.S. Subbalakshmi, y Captain Lakshmi Sehgal, quién luchó codo con codo con los hombres en la lucha por la independencia de la India. Como líder del regimiento, Ranijhansi del Ejército Nacional de la India (INA), fue uno de los asistentes en los que más confió Netaji.

          Sarojini Naidu fue el ruiseñor del movimiento de independencia de la India. En una carta a Nehru dijo: «Al contemplar su rostro cuando le estaban ofreciendo una conmovedora recepción por su elección, sentí que estaba concibiendo la coronación y la crucifixión. Sin lugar a dudas, las dos son inseparables y casi sinónimas en la actualidad, especialmente para usted porque es tan susceptible y tan exigente en su respuesta y reacción espiritual que sufrirá mil veces más que los hombres y mujeres de fibra menos fina y de percepción y comprensión menos intensas al tratar con la fealdad, la falsedad, la reincidencia, la traición... todos los atributos inevitables de la debilidad que trata de cubrir su pobreza con sonidos agresivos y altisonantes».

          En otra carta a Gandhiji, dijo: «Los especialistas piensan que la enfermedad de corazón que tengo va avanzando y se encuentra en una etapa peligrosa pero no puedo agitarme hasta que no agite el corazón del mundo para que se arrepienta de la tragedia de la India martirizada». Así, Sarojini Naidu fue la poeta cronista de la lucha por la independencia.

          Rajkumari Amrit Kaur, una princesa del estado antiguo de Kapurthala, fue la secretaria de Gandhiji durante 16 años y ministra de sanidad de la India independiente. Amrit Kaur, prisionera una serie de veces y en varias ocasiones castigada a latigazos, se acercó a Gandhiji en los días de la ley marcial del Punjab. Decidió abandonar la pompa principesca e ingresó en el ashram de Gandhiji.

          Otro nombre que surgió de la lucha de la independencia fue el de Durgabai Deshmukh durante la satyagraha de la sal. Conocida popularmente como la Dama de Hierro, desafió la autoridad británica en los años treinta y editó una revista llamada Andhra Mahila. Estas mujeres activistas sociales ampliaron la base del movimiento de la independencia con su activo trabajo social.

          Por último y no por ello menos importante, unas palabras sobre Ammu Swaminathan, llamada entrañablemente Cheri Amma (Tía). Fue miembro fundador de la All India Women's Conference de Madras e ingresó en el Congreso Nacional de la India en 1943 donde desempeñó un papel primordial en el movimiento Quit India en 1942. Creyó firmemente en la no-violencia y en la economía gandhiana, llegó a ser miembro de la Asamblea Constituyente y estuvo a favor de una nueva India basada en la justicia social y en la igualdad de género.

El Instituto de Indología no se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores en este portal de Internet.

Copyright © 2016 Instituo de Indología. Todos los derechos reservados.