Instituto de Indología

Un espacio exclusivo para la difusión de la cultura milenaria de la India

Literatura

NITI SHASTRA

Kautilya Chânakya

(Fragmentos)

 

Primero inclino ni cabeza ante Vishnu,

el Preservador de los tres mundos;

y enuncio el código de la conducta real

que mandan las escrituras.

 

*                 *                 *

 

¿Qué he de temer en mi vida

si Hari [Vishnu] me protege?

Si no fuera por Él

no brotaría leche de los pechos maternos.

Pensando en ello,

¡oh, señor de las criaturas!,

sirviéndote y adorando tus pies de loto

paso mis días.

 

*                 *                 *

 

Para el sacerdote, Dios está en el fuego;

para un sabio, en el corazón.

Dios está en la imagen para el ignorante

y en todas partes para el justo.

 

*                 *                 *

 

Ninguna austeridad es mejor que la calma,

ninguna alegría supera al propio contento;

ninguna enfermedad es peor que la avaricia

y ninguna religión supera a la compasión.

 

*                 *                 *

 

La mente humana es la causante

de la esclavitud y de la redención.

El amor al placer la esclaviza

y la indiferencia la libera.

 

*                 *                 *

 

Como está la fragancia en la flor,

el aceite en la semilla de sésamo,

el fuego en la madera,

la mantequilla en la leche

y el dulzor en la caña de azúcar

así está el alma en el cuerpo.

 

*                 *                 *

 

Estamos solos ante la vida y la muerte:

estamos solos antes las acciones buenas y malas.

A solas nos enfrentamos a los infiernos

y a solas ganamos los cielos.

 

*                 *                 *

 

Riquezas, esposas, amigos y tierras

son cosas que fácilmente pueden conseguirse.

Pero el encarnar en forma humana

no es algo que suceda con frecuencia.

 

*                 *                 *

 

Como el ternero encuentra a su madre

entre miles de vacas,

así el resultado de las acciones

de las vidas pasadas

encuentran al que las cometió.

 

*                 *                 *

 

El que está ligado, tiene temor.

El amor es un cuenco de tristezas,

porque las ataduras son causa de sufrimiento.

Únicamente el renunciar a ellas

puede darnos la felicidad.

 

*                 *                 *

 

El pobre desea riquezas,

los animales desean el don de la palabra,

los seres humanos quieren el paraíso

y los divinos ansían la liberación.

 

*                 *                 *

 

El cuerpo físico es mortal,

la riqueza no dura para siempre

y la muerte nos acecha incansablemente.

Busquemos, por tanto, la virtud.

 

*                 *                 *

 

La verdad es mi madre;

mi padre es el conocimiento.

La rectitud es mi hermano

y mi amigo, la compasión.

La paz es mi esposa

y el perdón es mi hijo.

Todos ellos son

mi verdadera familia.

 

*                 *                 *

 

La caridad, el estudio, la penitencia

durante una vida

hacen avanzar al que los practica

en la vida siguiente.

 

*                 *                 *

 

Hay tres joyas en el mundo:

el agua, el alimento y las buenas palabras.
Pero el necio

considera joyas a algunas piedras.

 

*                 *                 *

 

El árbol amargo del mundo

tiene dos dulces frutos:

las palabras sabias

y la compañía de los amigos.

 

*                 *                 *

 

El mérito hace grande a una persona

y no el estar en un alto puesto.

¿Se convierte, acaso, el cuervo en águila

por posarse en las torres de un palacio?

 

*                 *                 *

 

No llores por el pasado

ni te angusties por el futuro.

El hombre sabio sabe

que ha de actuarse en el presente.

 

*                 *                 *

 

¿Para qué le sirve un espejo

al que no tiene ojos?

¿Para qué le sirven los libros

al que no emplea su intelecto?

 

*                 *                 *

 

Si hablas verdad

no necesitas hacer penitencias.

Si tu conciencia está limpia

no precisas hacer peregrinajes.

 

*                 *                 *

 

Aquel que sabe hablar según la ocasión,

quien sabe actuar según su capacidad,

quien sabe enojarse según su poder,

ése es en verdad sabio.

 

*                 *                 *

 

El que estudia es elogiado en el mundo

y alabado por doquier.

El conocimiento es la fuente de todo bien

y adorado en todas partes.

 

*                 *                 *

 

Aunque posea belleza,

familia y linaje,

un hombre sin cultura

es como una flor sin fragancia.

 

*                 *                 *

 

El conocimiento da su fruto

en todo momento

como la sagrada vaca de los deseos.

Nutre al hombre como una madre

y es como un secreto tesoro.

 

*                 *                 *

 

Los pobres tiene muchos deseos

y lo mismo les sucede a los ricos.

En verdad, sin la joya del conocimiento

los deseos surgen incesantes.

 

*                 *                 *

 

No hay en la tierra riqueza

con que se puedan pagar

las enseñanzas

de un verdadero maestro.

 

*                 *                 *

 

El hombre sabio

considera como madres

a las esposas de otros hombres,

considera como barro las riquezas ajenas

y ve a todos los seres

como si fueran él mismo.

 

*                 *                 *

 

Quien critica a los otros

sin conocer sus méritos

es como una mujer tribal

que recoge el fruto caído del árbol

y desprecia la joya perdida

por ignorar su valor.

 

*                 *                 *

 

El que te engendra,

el que te inicia,

el que te educa,

el que te alimenta

y el que aleja de ti los miedos:

estos cinco merecen

el nombre de padre.

 

*                 *                 *

 

La gente baja desea riquezas;

los mediocres quieren prosperidad y fama;

la gente noble desea dignidad,

pues ésta es la riqueza de los hombres honrados.

El Instituto de Indología no se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores en este portal de Internet.

Copyright © 2016 Instituo de Indología. Todos los derechos reservados.