Instituto de Indología

Un espacio exclusivo para la difusión de la cultura milenaria de la India

Historia

JAWAHARLAL NEHRU, CREADOR DE LA INDIA LIBRE

JAWAHARLAL NEHRU, CREADOR DE LA LA INDIA LIBRE

Enrique Gallud Jardiel

 

 

         Jawaharlal [Jawâharlâla] Nehru fue el primer dirigente de la India independiente, cargo que desempeñó durante diecisiete años. Ejerció una profunda influencia en sus compatriotas con sus actos y sus escritos y logró que la India obtuviese una gran preponderancia a nivel internacional, como líder de los países menos favorecidos.

         Jawaharlal nació en 1889 en la ciudad de Allahabad, en una familia de brahmanes originaria de Cachemira. Su padre, Motilal Nehru, fue una persona ya muy influyente en la política de su país. La infancia de Jawaharlal transcurrió en un ambiente anglófilo y en medio de una educación completamente occidental. Sus profesores le orientaron hacia el estudio de la literatura inglesa, las ciencias modernas y la teosofía, antes de que entrase en contacto con su propia cultura.

         Llevó a término sus estudios superiores en Inglaterra, en Harrow y Cambridge, graduándose en Ciencias y en Derecho. Hasta el año 1912 no regresó a la India. Vivió entonces unos años de indolencia en la casa paterna, contrayendo matrimonio en 1916, año en el que también ingresó en el Partido del Congreso, foro independentista indio. Al poco comenzó a sentirse descontento con aquel tipo de vida y empezó a trabajar en proyectos sociales de ayuda a los campesinos. Tras la infausta matanza de Jallianwala Bagh en la ciudad de Amritsar (1919) —donde el ejército inglés masacró a un gran número de indios indefensos— Jawaharlal decidió dedicarse al movimiento de no cooperación con las autoridades británicas, que tenía como objetivo lejano pero definido la independencia del país.

         Reconoció a Gandhi como maestro e inició su vida pública. En 1926 viajó a la Unión Soviética y estableció contacto con socialistas y comunistas. Entre 1920 y 1945 pasó once años en prisiones inglesas por participar en el movimiento independentista y encabezar campañas de desobediencia civil. Los ingleses le definieron como radical de izquierdas y le consideraron un elemento peligroso debido a sus escritos. Fue presidente del Partido del Congreso Indio en 1930, 1936 y 1937. Viajó en diversas ocasiones a Europa para participar en foros contra el colonialismo. Visitó España durante la Guerra Civil, declarándose acérrimo enemigo del fascismo y tomando partido por la España republicana. En 1942 Gandhi le designó oficialmente como su sucesor, decisión que determinaría su dirigencia de la India libre.

         Cuando se obtuvo la independencia de la corona inglesa, Nehru fue elegido por unanimidad Primer Ministro.

         La contribución política de Nehru al mundo actual ha sido muy grande. En la India anterior a la independencia dio una dimensión económica al nacionalismo, promoviendo la importancia socio-política de las clases obrera y campesina y evitando así que toda la iniciativa partiera de la burguesía o la beneficiara sólo a ella. Sus lecturas marxistas le habían convencido de que la independencia no era bastante para eliminar la pobreza de la India, sino que se necesitaba además una sólida planificación económica. Actuó como vínculo entre el socialismo científico de la izquierda y el liderazgo semirreligioso del Mahatma Gandhi.

         Evitó una escisión del Partido del Congreso en 1930, que lo hubiera debilitado sobremanera, y fue quien insistió en vincular activamente a los musulmanes a la vida política, de la que había estado muy alejados, para evitar discriminaciones posteriores o que se pudiera identificar al nacionalismo indio con el hinduismo propiamente dicho.

         Nehru situó al movimiento independentista indio en su verdadero contexto internacional, como parte de la lucha contra el imperialismo. Además, puede afirmarse que la solidez de las instituciones democráticas de la India moderna se deben a él, pues se preocupó especialmente de temas como la regularidad de las elecciones, la libertad de prensa y la independencia de los tribunales. Sentía vehementemente que la diversidad de la India podía beneficiarse de la democracia y del secularismo. Insistió en la separación de la religión y el Estado y se preocupó especialmente de los derechos de las minorías.

         Sus primeros actos de mandato consistieron en fortalecer la igualdad de hombres y mujeres, así como la supresión de las desigualdades sociales del sistema de castas, mediante la Constitución y el Código Legal Hindú. También introdujo en la India moderna la planificación económica y la industria pesada, consiguiendo un crecimiento impresionante entre 1948 y 1965.

         A nivel internacional fue quien concibió e impulsó el Movimiento de los Países No Alineados, dedicado a la causa de la paz y de la cooperación internacional, consiguiendo así que la India mantuviese una política exterior independiente durante la Guerra Fría sin tomar partido por ningún bloque. Sirvió en muchas ocasiones de mediador entre países en conflicto, respaldado por la postura neutral de la India y por su propio prestigio personal.

         Jawaharlal Nehru murió en 1964.

         Aparte de su enorme contribución política a su país, Nehru es un intelectual de gran categoría y una de las mentes más lúcidas de su tiempo. Sus contemporáneos le concedieron el título honorífico de pândit, equivalente a «ilustrado».

         Se hallaba convencido de que la India podía y debía asimilar un número de aspectos de la civilización occidental, sin romper por ello con su cultura tradicional. Fue un apóstol del progreso, al tiempo que un reivindicador de los valores tradicionalmente indios.

         Nehru fue un hombre polifacético y, sobre todo, un humanista. Plasmó sus experiencias e ideas en una interesante serie de libros: Towards Freedom [Hacia la libertad], Glimpses of World History [Imágenes de la historia mundial] y, el más destacado, Discovery of India [Descubrimiento de la India].

         Este último trabajo —redactado en prisión en 1944— constituye una historia completa de los logros culturales de la civilización india a través de la mirada de un hombre moderno. Nehru analiza el pasado de su pueblo y extrae lecciones útiles para que la India se modernice basándose en su propio ethos y en las lecciones que ya tiene aprendidas. El libro es extremadamente útil también como obra de referencia y, en su momento, sirvió para dar a conocer en el mundo el punto de vista de los indios sobre problemas eternos y de su tiempo. El propio Einstein alabó repetidamente esta obra por su claridad y precisión. Independientemente de toda su otra actividad, por esta sola obra Nehru hubiera pasado merecidamente a la posteridad.

El Instituto de Indología no se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores en este portal de Internet.

Copyright © 2016 Instituo de Indología. Todos los derechos reservados.