Instituto de Indología

Un espacio exclusivo para la difusión de la cultura milenaria de la India

Geografía

Brahmaputra, el hijo de Dios (Nilakshi)

BRAHMAPUTRA: EL HIJO DE DIOS

NILAKSHI

         

 

          Los grandes ríos han producido grandes civilizaciones que perduran. La historia es testigo del hecho que los adoradores de ciertos dioses y diosas han ocupado siempre muchos lugares a orillas de los grandes ríos, particularmente en un país tan profundamente enraizado en la antigüedad de su patrimonio como India. Quizás es la tangible naturaleza del agua, al contrario de la mayoría de los otros elementos que sustentan la vida, lo que incita al alma cansada del mundo a buscar respuestas espirituales en el encanto místico de los ríos.

          En la esquina nororiental de India se encuentra uno de los ríos más espectaculares del mundo: el Brahmaputra en Assam. Tiene aproximadamente 1.680 millas de longitud.  Con su nacimiento cerca del lago Mansarovar al lado oriental de las montañas Kailash (el Elíseo de Shiva) en los Himalayas, con una altura cercana a los 16.000 pies, es en verdad un gran río con muchas historias mitológicas y auténticas que contar. Aunque este enorme río fluye casi 900 millas de su curso en Tíbet y es un río importante que divide todo Bangladesh en partes iguales, hablaremos solamente del segmento que atraviesa Assam.

          El Brahmaputra, cordón umbilical de Assam (India), fluye desde el sur occidente de Tíbet, donde se conoce como Tsangpo, atraviesa Assam y entra a Bangladesh, donde vierte sus aguas en la Bahía de Bengala. Cerca de Sadiya (Assam), desvía su curso hacia el sur occidente y se convierte en el Brahmaputra. Luego de cerca de 450 millas desde Sadiya al sur occidental del valle de Assam, el Brahmaputra circunda las estribaciones de las montañas Garo (Meghalaya) camino sur hacia el mar. Aquí adopta el nombre de Jamuna y se precipita a través de los llanos de Bangladesh aproximadamente 180 millas hasta que se une al Padma, la extensión más sur del Ganges, que a su vez se convierte en el Meghna, uno de los estuarios más importantes del Ganges.

          De acuerdo con la leyenda, Brahmaputra es el hijo del dios Brahma, el creador de este mundo según la mitología hindú. En un texto del siglo x ó xii, el Kalika Purna, se menciona que allí vivía un sabio llamado Santanu con su encantadora esposa Amogha. En la Enciclopedia puránica escrita por Vettam Mani, se menciona que una vez, cuando el Señor Brahma visitó el ashram de Santanu Maharshi (gran santo), Amogha recibió al visitante con reverencia, ya que su esposo no estaba en casa. Brahma quedó fascinado por el encanto irresistible de ella y no pudo evitar violarla. Sin embargo, incapaz de soportar el embarazo divino, ella depositó el don celestial en las aguas del valle del monte Yugandhar. Desde entonces éste se convirtió en un sitio de peregrinaje.

          El Brahmaputra ha atestiguado muchas agitaciones de civilizaciones en Assam. El valle es terreno aluvial y los ríos de los Himalaya que fluyen veloces alimentados por la nieve encuentran poca resistencia en la tierra floja. Así que están constantemente labrando nuevos canales y socavando sus orillas. De aquí que se espere que las construcciones erigidas en varias partes de Assam puedan ser sumergidas por las inundaciones causadas por el flujo de este río. Excepto en lugares como Guwahati, donde la roca penetra el terreno aluvial, la cuenca del río es más elevada que las poblaciones. De manera que si se presenta una ruptura en el dique el poblado entero corre peligro de ser arrasado por el agua. El gran terremoto de 1950 ocasionó una inundación que barrió con la mitad de Dibrugarh y se llevó por completo la hermosa ciudadela de Sadiya. Un notable arquitecto del Punjab, Mewada, trazó un mapa del nuevo asentamiento y así nació Chapakawa. Las embarcaciones pueden navegar el Brahmaputra bastante lejos, desde la Bahía de Bengala hasta Dibrugarh, que queda a 800 millas del mar.

          Este río engañosamente tranquilo asola anualmente el valle de Assam con inundaciones. Alta sedimentación ha ocasionado la elevación del lecho del río y ha creado un obstáculo para la navegación. El serpenteo forma numerosas islas, bancos de arena, lagos y pantanos que exhiben la obra de aluviones y diluvios a una escala devastadora. No obstante, la fertilidad del terreno ocasionada por este proceso natural del aluvión ha resultado en que la gente goza contenta de su existencia. Cuando la corriente de un río es tan fuerte como en el caso del Brahmaputra, la formación de islas es un proceso natural.

          El Majuli Char se creó en su canal a partir de sedimentos de los Himalaya y se dice que es la isla fluvial habitada más grande del mundo. Ha sido la capital cultural de Assam durante los últimos cinco siglos. En octubre y noviembre se  celebra aquí Ras Pumima en homenaje al Señor Krishna. Aunque Majuli queda lejos de Vrindhavan, se cree que el Señor Krishna jugó con sus consortes en Majuli. El colorido festival Ali-Ai-Lang de la tribu Misimi también se celebra en la isla durante febrero y marzo.

          De la Isla Pavo Real, una mancha verde oscuro esmeralda en las aguas zafiro entre el norte y el sur de Guwahati, se dice que es la isla fluvial más pequeña del mundo. Alberga tres templos: Umananda, Chandreshkar y Hargavri. Gadadhar Singha (1681-1696), un gran rey de Assam, construyó el templo de Shiva que incluso hoy en día atrae trasbordadores cargados de peregrinos durante el festival sagrado de Shivratri celebrado en vísperas de la luna nueva del mes de Chaitra (febrero-marzo). En la cima de la colina Nilachal, con vista a las aguas azules del Brahmaputra que salpican alrededor de las oscuras rocas de hace edades, está el famoso templo-Kamakhya, el gran santuario del tantrismo shakta (culto a la energía femenina, la yoni).

          Hay tres puentes principales construidos sobre el Brahmaputra. Aparte del famoso Puente Saraighat en Guwahati, el Puente Koliabhomura conecta Tezpur con Silghat (Nagaon) y un puente para autos y trenes conecta Goalpara y Bogaigaon (Jogijopha). Un viaje cruzando el Puente Saraighat o en un trasbordador desde Kachari Ghat hasta Guwahati Norte nos transporta al viejo encanto de una era pasada, a la apartada serenidad del relativamente nuevo templo Dol Govinda, dedicado al Señor Krishna. Se siente tranquilidad al comulgar con la naturaleza en Guwahati Norte, donde el tiempo está paralizado, sin ser tocado por el ritmo apresurado de la vida moderna.

          Con más de 35 tributarios como el Subansiri, Bharalu, Dhansiri etc. fluyendo a través de los estados de Arunachal Pradesh, Nagaland y Meghalaya en la región más nororiental de India, el Brahmaputra fluye por algunos de los sitios más pintorescos del mundo.

El Instituto de Indología no se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores en este portal de Internet.

Copyright © 2016 Instituo de Indología. Todos los derechos reservados.